Muesli paleo

Ingredientes:

  • Almendras
  • Avellanas
  • Nueces
  • Macadamias
  • Anacardos
  • Sésamo
  • Fresas deshidratadas
  • Miel

Preparación:
En realidad podéis usar los frutos secos que queráis, yo normalmente lo hago con todo eso, lo que sí os recomiendo es que pongáis alguna fruta deshidratada pues le da un toque brutal.

Precalentamos el horno a 210ºC
Si hace falta, podéis picar un poco con el mortero los frutos secos más grandes. Mezclamos todo en un bol y añadimos la miel poco a poco mientras vamos removiendo. No puedo deciros cantidades porque depende de muchas cosas, sabremos que hemos puesto suficiente miel cuando, al remover, los granos más pequeños se queden pegados a los más grandes.

Colocamos en una bandeja de horno. Yo lo hago en una de silicona para que no se pegue nada.
Horneamos removiendo de vez en cuando hasta que se vean tostados. Tampoco puedo deciros tiempo porque depende de las cantidades, pero no tarda mucho, así que no os durmáis!

Cuando lo sacas del horno tienes 2 opciones, colocarlo en un plato bien separado todo para que se enfríe y quede como muesli suelto o hacer barritas, lo cual es un poco más laborioso pero no difícil.

Para hacer las barritas colocaremos el muesli sobre una tabla de cortar y lo compactaremos lo máximo posible, con ayuda de una espátula o cuchillo grande, por toda la superficie de la tabla formando un rectángulo uniforme. Hay que ir con cuidado porque quema bastante, pero se enfría rápido y se queda duro, así que hay que trabajar bastante rápido (sin estresarse eh!).

Una vez tenemos una super tabla de muesli sólo tenemos que cortarla y hacer nuestras barritas de muesli sanas, customizadas y vuelapeluquines!!

Nota: Los frutos secos resultan mucho más sanos en crudo. Al hornearlos se estropean las grasas y se vuelven algo inflamatorias. Considera el muesli paleo un buen snack, ¡pero no como para hincharse cada día! 😉

Deja tu comentario